¿POR QUÉ DEBERÍAS LIMPIAR TU LENGUA CADA DÍA?

¿POR QUÉ DEBERÍAS LIMPIAR TU LENGUA CADA DÍA?

Cuando la gente piensa en su salud bucal, la mayoría se concentra en el cepillado sin darse cuenta de que los dientes solo comprenden una veinteava parte de todas las superficies orales.

La superficie de la lengua está cubierta por pequeñas protuberancias llamadas papilas, y dentro de sus pequeños surcos se acumulan bacterias, células muertas de la piel y partículas de alimentos. Esta capa de bacterias y otros restos atrapados en la lengua pueden causar mal aliento y una decoloración blanca de la lengua.

No solo eso, sino que las bacterias en la lengua también pueden volver a depositarse en los dientes y las encías incluso después de que se han limpiado, aumentando la probabilidad de acumulación de placa y sarro, así como caries y enfermedades de las encías.

La salud de tu lengua es tan importante como la de tus dientes y mantener una lengua sana y limpia que no anide las bacterias es clave para prevenir otras afecciones graves. Además, la mayoría de las personas piensa que usar un enjuague bucal es la mejor manera de deshacerse del mal aliento, pero desafortunadamente este no es el caso.

En muchas ocasiones, la causa de la halitosis suele ser la biopelícula (un grupo de microorganismos) que cubre la lengua. El enjuague solo no funcionará porque cuando se usan enjuagues bucales, solo se destruyen las células externas de la biopelícula, las células debajo de la superficie aún prosperan.

Por eso para combatir el mal aliento, necesitamos eliminar físicamente el revestimiento de la biopelícula. Esta es la razón por la cual la limpieza de tu lengua debe ser parte de tu rutina diaria de salud oral.

 

¿CÓMO LIMPIAS TU LENGUA?

 

Hay dos formas principales de limpiar tu lengua adecuadamente: cepillarte (puedes usar tu cepillo de dientes normal) y rasparse (con un raspador de lengua). La mejor y más efectiva forma de limpiar tu lengua es usar un raspador de lengua.

Cepillándote la lengua al menos dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, podrás disfrutar de un aliento fresco, un sentido del gusto más sensible y mejor salud oral general.

Si pruebas todas estas técnicas y el mal aliento continúa atormentándolo, podría haber un problema dental subyacente. Contacta con nuestros especialistas de Clínica Dental Fleming para que podamos examinar cuál puede ser la causa del problema. Te asesoraremos en todo lo que necesites, sin compromiso.