CÓMO USAR EL HILO DENTAL

CÓMO USAR EL HILO DENTAL

Aunque los dientes se pueden limpiar cepillando, el cepillo no es efectivo para llegar a las superficies dentales de difícil acceso. Por es un buen cepillado siempre debe complementarse con una limpieza con hilo dental. Así podremos limpiar áreas que son difíciles de alcanzar con un cepillo de dientes.

 

¿CUÁNDO USAR EL HILO DENTAL?

 

No hay un momento ideal para usar hilo dental: cada vez encuentres algo de tiempo para usar el hilo dental, puedes hacerlo. Aunque como durante el sueño tanto el flujo de saliva como la protección de los dientes se reducen, usar hilo dental antes de acostarse una vez cada 24 horas es una buena opción.

Al igual que el cepillo de dientes, un trozo de hilo dental no debe compartirse ya que puede introducir bacterias en la boca. En Clínica Dental Fleming nos preguntan a menudo sobre si el hilo dental puede reutilizarse más de una vez. No lo recomendamos, porque el hilo dental puede perder su potencial de limpieza después de un solo uso y puede volver a depositar las bacterias en la boca. Es aconsejable usar un hilo dental solo una vez.

Cepillarse después de usar el hilo dental es más beneficioso que al revés, ya que durante el cepillado la pasta de dientes tiene acceso directo a los dientes y cuando escupimos y enjuagamos con frecuencia, ayudaremos a nuestra boca a eliminar la suciedad si aún queda en medio o alrededor de los dientes.

 

CÓMO USAR EL HILO DENTAL

 

  • Envuelve aproximadamente 45 centímetros de hilo alrededor de los dos dedos medios; el hilo restante se puede asegurar alrededor de los dedos preferidos de la otra mano. Mantén firmemente el hilo dental entre los dedos pulgar e índice.
  • El hilo dental debe maniobrarse entre los dientes con un suave movimiento de frotamiento y curvado contra un diente hasta que llegues a la línea de la encía.
  • Luego pásalo por la base de cada diente e insértalo en el espacio entre diente y diente, suavemente para no lastimar tus encías.
  • Ve enrollando y desenrollando el hilo cuando la placa se acumula en él (tranquilo, ya le cogerás el truco).

 

Otro método para limpiar entre y alrededor de los dientes es usar un irrigador bucal. Es un dispositivo portátil que rocía agua constantemente para eliminar la suciedad en los dientes, consiguiendo un resultado muy similar a del hilo dental tradicional. Para las personas que utilizan aparatos ortopédicos o puentes fijos permanentes, esta alternativa puede ser de gran ayuda.