BOTOX PARA EL TRATAMIENTO DEL BRUXISMO

bruxismo

BOTOX PARA EL TRATAMIENTO DEL BRUXISMO

¿Tienes férula de descarga y te has tratado con técnicas de masaje específico, pero aún continuas con dolor?

La colocación de toxina botulínica tipo A se puede emplear en el tratamiento del dolor muscular provocado por el bruxismo, hábito de apretar o rechinar los dientes.

¿Cómo actúa?

Evita la contracción muscular en cierta medida, permitiendo que dicho músculo se relaje.

De modo que, aunque el cerebro envíe la señal a los músculos masticatorios para que estos se contraigan intensamente, éstos no lo hacen.

¿Podré hablar o comer con normalidad?

La respuesta es SÍ. Podrás hacer vida normal, es decir, que podrás masticar y hablar de la manera habitual.

El Dr. Miguel Archanco es el médico especialista en realizar este tratamiento, que tiene una duración aproximada de entre 3 y 6 meses. El tratamiento y seguimiento de la evolución es completamente individualizado.

¿En qué consiste el procedimiento?

El botox se coloca, inyentándolo directamente en el músculo espástico y en los puntos gatillo. De tal forma, que actúa localmente relajando el músculo tratado.

¿Cuándo empiezo a notar los efectos?

A partir de los 3-4 primeros días, alcanzando el máximo efecto a las 4-5 semanas.

¿Produce dolor?

En las primeras horas tras la colocación se puede tener sensación de quemazón o molestia.

¿Se “cura” el bruxismo?

Lo cierto es que tiene su origen en el cerebro, ya que se trata de una disfunción a nivel del sistema nervioso central. Por tanto, no podemos decir que “curemos” el bruxismo.

¿Qué podemos hacer?

1) Intentar prevenirlo evitando sus principales desencadenantes.

2) Tratar los síntomas que produce.

Se trata de un hábito inconsciente bastante frecuente, se estima que 20 de cada 100 personas en el mundo padecen bruxismo.

CAUSAS del bruxismo

Los principales factores asociados al bruxismo son el estrés y la maloclusión (“mala mordida”).

Por consiguiente, reducir el estrés practicando deporte, meditación o cualquier actividad que

libere endorfinas ayudará a reducir el hábito de bruxar. Al igual que si tenemos una “mala mordida” realizar un tratamiento de ortodoncia reduce e incluso puede llegar a evitar el bruxismo.

SÍNTOMAS Y SIGNOS de bruxismo

  • Dolor muscular: en el bruxismo se produce una contracción involuntaria más intensa y duradera de lo normal de los músculos masticatorios y por tanto éstos suelen presentar contracturas y tensión. El dolor puede producirse espontáneamente, a la palpación o al realizar determinados movimientos. En la apertura máxima suele ser muy común o al masticar.
  • Dolores de cabeza y en la zona cervical: provocados por la elevada tensión muscular.
  • Bloqueo muscular: el paciente no puede abrir bien la boca. En los casos más graves puede afectar a la ATM (articulación temporomandibular).
  • Desgaste dentarios, especialmente acentuados en el bruxismo excéntrico, son en ocasiones tan agudos que nos encontramos con una pérdida de más de la mitad de la altura dentaria. También se denominan facetas de desgaste y en función de su gravedad se clasifican en grado I, II y III.
  • Abfracciones cervicales: Los cuellos de los dientes son de forma natural convexos (tienen “barriguita”), según la gravedad de la lesión pueden estar más planos o incluso cóncavos.
  • Retracción gingival: la encía se retrae dejando visible la raíz del diente.
  • Sensibilidad Dental: Bien por los desgastes dentarios y/o la retracción gingival.
  • Ruido característico producido por el rechinamiento de los dientes (a veces es la pareja del paciente la que advierte el rechinamiento por dicho ruido).
  • Fisuras dentales: nos encontramos de forma cada vez más frecuente piezas dentales fisuradas en pacientes con bruxismo. Lógico, si pensamos que en el bruxismo los dientes son sometidos a cargas extremas. Una fisura es una línea de fractura, si está nivel coronario (parte visible del diente) el único peligro será recibir un golpe en ese diente y que fractura por la fisura. Sin embargo, cuando una fisura se encuentra a nivel radicular si se filtra de bacterias provocará una infección, que no podremos solucionar con una endodoncia ni con ningún otro tratamiento conservador. Tendremos que extraer la pieza y colocar un implante a posteriori.

RECOMENDACIONES

  • Eliminar estrés: practicar deporte yoga, dedicar un poco de tiempo a relajarnos, salir a dar un paseo, estar en contacto con la naturaleza, evitar el café, el tabaco, el alcohol
  • Aplicar calor alternado con frío en la zona afectada.
  • Evitar alimentos duros como frutos secos o pan muy crujiente o tostado.
  • Dormir adecuadamente ayudará a mejorar sin duda.

En nuestra clínica dental en Madrid os enseñamos una serie de estiramientos y masajes para que vosotros mismos los podáis practicar en casa a diario dedicándole menos de 5 min.



Abrir chat